Heaven is a place on earth with you…

Dedicado a todas las personas que quiero, que no son muchas, pero mi amor sí es mucho.

Anuncios

Julia Butterfly Hill: La mujer que subió a un árbol para evitar su tala y no bajó en dos años

Imagen relacionada
Gracias a este post que compartí hace años en facebook he recordado que sí, una persona puede hacer la diferencia. Una sola persona.
La imagen puede contener: personas de pie, árbol, cielo, exterior y naturaleza
Yo no creo ser tan fuerte para hacer algo que marque tanto la diferencia, pero aún así se agradece recordarlo.
Quería hacerme un tatuaje para no olvidarlo y hace tiempo lo descarté, a lo mejor debo replanteármelo…

Resultado de imagen de Julia Butterfly Hill

Cuando Colón pisó América por primera vez, Luna (una secuoya de 60 metros de altura) tenía ya 500 años. El 10 de diciembre de 1997 cuando su tronco sobrepasaba los 1000 anillos, el destino y una motosierra se cruzaron en su cepa. Julia Butterfly Hill, una activista de 23 años, decidió interrumpir lo inevitable y encaramándose al árbol impidió la inminente tala. Pasó 738 días entre sus ramas y sin poner un solo pie en tierra obligó a la compañía maderera, tras durísimas negociaciones, a indultar el árbol y a todos sus hermanos cercanos.

Imagen relacionada

“Nadie tiene derecho a robar al futuro para conseguir beneficios rápidos en el presente. Hay que saber cuándo tenemos suficiente…” Julia Butterfly Hill en su libro “El legado de Luna”

Luna es una de las milenarias secuoyas del bosque de la ciudad de Stanford en California. A finales de 1997 la Pacific Lumber Company irrumpió en la arboleda de 60 mil hectáreas para iniciar la deforestación de uno de los ecosistemas más importantes de la zona. Pero en su camino se topó con una tozuda mariposa.

Julia Butterfly Hill nació el 18 de febrero de 1974 en Arkansas. De familia muy humilde estudió en su casa hasta los 12 años. Su padre era un predicador itinerante y su casa una caravana que compartía con sus tres hermanos. La vida nómada y ambulante y la influencia paterna la educaron en la escasez y el pragmatismo.

Cuenta en su biografía que cuando era ya una adolescente, en una de las asiduas caminatas por la naturaleza con su familia, una mariposa aterrizó en su hombro y permaneció con ella durante todo el trayecto…metáfora de la aventura de su vida sirvió también para acompañar su nombre para el resto de sus días….

Pero fue con 22 años y una experiencia traumática a modo de grave accidente de tráfico lo que convirtió a Julia en la activista verde que conmocionó a un país entero. El percance dejó graves secuelas cerebrales que requirieron un lento proceso y terapia intensiva. La proporción y el valor del tiempo cambiaron para siempre en Julia que dedicaba sus largas horas de rehabilitación a la contemplación subversiva de los fastuosos bosques Californianos. La crisálida dejó paso entonces a la mariposa.

“Me adentré en el bosque y por primera vez experimenté lo que significa de verdad estar vivo. Entendí que yo formaba parte de aquello. Poco después supe que la Pacific Lumber Maxxam Corporation estaba talando esos bosques y mi confusión fue total. Contacté con la asociación Earth First, que hacía sentadas en los árboles para impedir su tala. Así conocí a “Luna”

Resultado de imagen de Julia Butterfly Hill

La vida en el árbol fue muy dura y cambió por completo a Julia. La idea era estar dos semanas hasta el relevo de un compañero. Pero éste nunca se produjo. Un pequeño equipo le suministraba con cuerdas y poleas los víveres necesarios para la travesía, incluyendo unos pequeños paneles solares para cargar el móvil con el que organizaba las entrevistas, captar adeptos para la causa o incluso hablar en directo con el senado norteamericano. Su pequeño hogar, a 50 metros de altura, consistía en una plataforma de 3 metros cuadrados cubierta por una lona impermeable, un pequeño hornillo, un cubo con una bolsa hermética para hacer sus necesidades y una esponja con la que recogía el agua de lluvia o nieve para lavarse.

Imagen relacionada

-“[…] Sí, la Pacific Lumber comenzó entonces a talar árboles a mi alrededor. Aparecieron helicópteros que me echaban chorros de agua. Quemaron los bosques durante seis días, el humo destrozó mis ojos y mi garganta, y me llené de ampollas. Luego montaron guardias día y noche para que no me pudieran suministrar comida. Acabe amargada, chillando, dando golpes, al borde de la locura. […] Para consolarme pensaba en las familias de Stanford que a causa de la tala del bosque se inundaron y se quedaron sin casa… “ Julia Butterfly Hill . Entrevista para ‘La vanguardia’

Pero lo peor estaba por llegar. En el invierno de 1998 una impresionante tormenta de más de dos semanas estuvo a punto de separar a Julia de Luna. Vientos racheados acabaron con la lona y empujaron a Julia hacia el vacío. Abrazada a la secuoya y próxima a la rendición, escuchó “la voz de la luna” recordándole que “sólo las ramas que son rígidas se rompen”. Abandonó entonces el apoyo estable para agarrar la inmadurez y flexibilidad de las verdes ramas más jóvenes que fueron las que, a la postre, resistieron el envite y con ello salvaron la vida de Julia.

Salvar esa tormenta supuso un cambio de actitud. Julia se deshizo del arnés y de los zapatos y se fundió con su entorno alcanzando su apogeo espiritual. No iba a volver a vivir con miedo. Una importante dolencia de origen vírico en los riñones la encaró de manera simbiótica, medicándose con extractos de plantas cercanas suministradas por su equipo. Conocía cada insecto, cada rincón de Luna y esto le permitió encarar con certeza y ventaja psicológica la negociación con los deforestadotes que dejaron por entonces de llamarla “eco-terrorista”.

El tiempo fortaleció la imagen activista de Julia y poco a poco fue ganándose el respeto y los apoyos de muchas organizaciones ecologistas y de los medios. El desfile de famosos que subieron al árbol a visitarla (Bonnie Raitt, Joan Báez o Woody Harrelson) fue tan grande como el impacto mediático del desafío.

El 18 de diciembre de 1999 Julia descendió de Luna con las manos verdes del musgo y los pies encallecidos, en medio de una gran ceremonia y entregando esta carta. Culminó con éxito las negociaciones con la maderera quién se comprometió no sólo a respetar a Luna y todos los árboles cercanos en un radio de 60 metros, sino a incluir una política medioambiental en todos sus futuros trabajos.

Hoy en día Julia sigue al frente de un importante grupo ecologista y activista. Ayudó a crear la ONG “Circle of Life”, participando regularmente en muchos de los “Tree-Sit” fecundados con su hazaña y desperdigados por todos los rincones del planeta verde. Contó su experiencia en la copa de Luna en el Libro “El legado de Luna” impreso en papel reciclado y bajo el sello de tolerancia ecológica “SmartWood Certified“.

“…Permaneciendo en la unidad, la solidaridad y el amor, sanaremos las heridas en la tierra y en cada uno de nosotros. Podemos marcar la diferencia positiva a través de nuestras acciones…” Julia Butterfly Hill “El legado de Luna”

Imagen relacionadaLos cambios más grandes en la historia sólo vinieron cuando las personas están dispuestas a jugárselo todo.

En noviembre de 2001 un desaprensivo buscador de reliquias (un infructuoso Mark Chapman de Luna) intentó cercenar a Luna y asestó un tajo con motosierra de 35 centímetros de profundidad en su cepa. Desde entonces unas gigantescas grapas consolidan el árbol

La exitosa empresa de Julia ha ayudado a prestigiar a toda una generación olvidada para el activismo verde tan de moda en los 60’s. La fortaleza física y mental que puede proporcionar el reto de conseguir los propios ideales debe ser ejemplarizante y suficiente para desenmascarar otras actitudes de pancarta y cacerola tan incoherentes como egoístamente confortables.

paz_01_img0016

Julia y Luna en su estado actual. Grandes grapas protegen la herida vandálica. Fuente

Julia Butterfly Hill consiguió encontrar el desafío de su vida.

¿Cuál es tu árbol?

 

Imagen relacionada

“Los árboles y nuestra Tierra cuidan muy bien de nosotros y todo lo que piden de vuelta es que hagamos lo mismo por ellos. Este bonito hogar en el que todos vivimos quiere darse a nosotros para siempre, pero si no cuidamos bien de él y continuamos cortando todos los árboles, en algún momento ya no quedará nada para darnos” (Julia Butterfly Hill)

 

 

 

 

.Fuentes y enlaces:

La historia fue un chivatazo de Bóvolo, artífice de Cabovolo, uno de los blogs al que kurioso gustaría parecerse cuando sea mayor. Las referencias a Julia y su árbol Luna en la cultura norteamericana son constantes. Los Simpson rememoran el evento en uno de los capítulos de la serie “Lisa La ecologista” T12 C4. Los Red Hot Chili Peppers hacen referencia a la historia en su “Can’t Stop Live”. Y, a principios del año próximo (2009), la directora Indo-canadiense Deepa Mehta estrenará la película “luna” inspirada en los acontecimientos y protagonizada por Rachel Weisz.

http://kurioso.es/…/la-mujer-que-subio-a-un-arbol-para-evi…/

Prohibido hablar de mujeres olvidadas

CRIADAS Y SEÑORAS (frases)

Dentro de que no diría que es de mi pelis favoritas ni que es una peli “buena”, es la segunda vez que la veo (pocas veces repito peli, sólo si son buenísimas), pero en este caso es una peli que me mueve mucho. Creo que toca muchos temas y merece la pena verla.

Me gustaría leer también el libro.

La recomiendo

raw

“Eres amable, eres lista, eres importante…”

“Dios dice que no odiemos a los enemigos pero es muy difícil. Puedes empezar contando la verdad…”

“Nunca nadie me había preguntado qué sé sentía siendo yo. Una vez que lo conté me sentí libre”

 

(PD: por mi historia personal estas frases me resuenan especialmente.
Realmente si llevas toda tu vida callándote eso te hace un daño enorme.
Y cuando eres niño te marca y te crees lo que escuchas así que más vale que intentemos que los niños sólo escuchen cosas bonitas, y no que son guapos, no, hay cosas más importantes…)

 

¡Felicidades, Javier Fernández!

919208118_20180217075036-kC1H-U44840957346xrC-980x554@MundoDeportivo-Web

Vídeo

Os invito a ver el ejercicio. Yo no entiendo de patinaje pero siempre me ha parecido muy bonito de ver.

Después de escuchar los comentarios de los periodistas me ha dado que pensar y me ha movido un poco. Por lo que he podido entender, este chico se quedó el cuarto en una vez anterior y esta era su última oportunidad de ganar una medalla en los juegos olímpicos porque, según ha dicho él, el año que viene no tendrá opción (supongo que no se presentará o algo).

Mientras hace el ejercicio los comentaristas dicen varias veces que él tenía previsto un triple o cuádruple no sé qué y hace uno doble… Yo he llegado a la conclusión de que ha decidido arriesgar menos e ir más seguro. Gracias a este ejercicio ha conseguido el bronce, lo que me da que pensar… ¿Si se hubiera arriesgado y hubiera hecho lo previsto, siendo más arriesgado, habría ganado el oro en caso de no fallar?

¿Y si lo hubiera hecho, se habría puesto más nervioso y habría fallado y habría perdido la última oportunidad de ganar una medalla?

Realmente me parece una situación difícil de decidir, y me duele en parte, porque me alegro de que haya conseguido un bronce pero pienso que podría haber ganado un oro si hubiera hecho su programa previsto sin equivocarse, mínimo plata seguro… pero yo creo que oro.

Y esto sin tener ni idea de patinaje, que conste, pero es una reflexión y duda personal que suelo tener mucho en mi vida:

¿ME ARRIESGO Y PIERDO TODO O ME MANTENGO MÁS SEGURA PERO EN LA MEDIOCRIDAD?

(no digo que él haya sido mediocre, que conste, eso es sobre mí…)

¿Vosotros qué pensáis?

Más allá de todo mi rollo personal, muchas felicidades, Javier Fernández, es un orgullo para los españoles y sobre todo para ti. Te lo mereces por todo tu esfuerzo.

 

Noticia relacionada: http://www.mundodeportivo.com/juegos-olimpicos/20180217/44840957346/el-cuadruple-salchow-impide-un-premio-mayor-para-javier-fernandez.html

 

Desidentifícate

Si amas alguna definición de ti mismo, déjala ir.
Si no regresa a ti, es que nunca fue tuya.
Si regresa a ti, de todos modos sigue no siendo tuya.

– Scott Kiloby

Sobre mis 5 días de Retiro de Silencio en Gredos

Ya estoy de vuelta.

Tengo que decir que por muchas veces que he estado en Gredos siempre vuelvo llena de agradecimiento y con una sensación de tener una inmensa e infinita suerte de haber encontrado un sitio así. No puedo describir todo lo que he vivido allí, sólo sé que voy curando todas las heridas que tengo, que son muchas y muy profundas, y conectando con el amor y la felicidad más permanente.
No puedo dejaros de decir que si tenéis oportunidad de ir no lo dudéis… Están haciendo un Retiro de silencio hasta el 20 y es bestial lo que se mueve allí (no es como ningún otro), y después siguen hasta el 27 de abril así que oportunidades hay… Están casi todo el año abiertos.
Yo ahora voy a integrar todo lo vivido que es mucho aunque sólo fueron 5 días y mañana estaré de vuelta al 100%.

Un abrazo a todos

(“make everyday Worth all of the pain that I’ve gone through”; Maroon 5)

Fito & Fitipaldis – Antes de que cuente diez

Es curioso porque al no tener internet en casa pensaba que me olvidaría de muchas canciones (antes tenía puesto el youtube todo el día), pero Dios me sigue enviando las que resuenan con mi momento, aunque las tenga olvidadas, y las escucho y me ayudan a sentir lo que intento bloquear (consciente o inconscientemente).

Hace unos días me salió la de Papa Roach “Getting away with murder” y como hacía mucho tiempo que no traduzco ninguna la iba a poner pero luego me di cuenta de que sólo había una o dos frases que me resonaran realmente: “Somewhere beyond happiness and sadness”, aunque yo puse between porque me siento más así y “I need to calculate what creates my own madness”).

Os dejo esta canción que me ha venido también de la cual hay muchas frases que me resuenan ahora, al igual que hace casi una década, o más bien, las mismas frases pero que me resuenan de forma muy distinta…

Antes de que cuente diez

Puedo escribir y no disimular,
es la ventaja de irse haciendo viejo.
No tengo nada para impresionar,
ni por fuera ni por dentro.

La noche en vela va cruzando el mar
porque los sueños viajan con el viento
y en mi ventana sopla en el cristal.
Mira a ver si estoy despierto…

Me perdí en un cruce de palabras.
Me anotaron mal la dirección.
Ya grabé mi nombre en una bala.
Ya probé la carne de cañón.
Ya lo tengo todo controlado
y alguien dijo no, no, no, no, no;
que ahora viene el viento de otro lado…
Déjame el timón.
Y alguien dijo no, no, no…

Lo que me llevará al final
serán mis pasos, no el camino.
No ves que siempre vas detrás
cuando persigues al destino.

Siempre es la mano y no el puñal.
Nunca es lo que pudo haber sido.
No es porque digas la verdad;
es porque NUNCA me has mentido.
No voy a sentirme mal
si algo no me sale bien;
he aprendido a derrapar
y a chocar con la pared.

Que la vida se nos va
como el humo de ese tren…
como un beso en un portal…
Antes de que cuente diez

Y no volveré a sentirme extraño
Aunque no me llegue a conocer
Y no volveré a quererte tanto
Y no volveré a dejarte de querer.

Dejé de volar, me hundí en el barro
y entre tanto barro me encontré
algo de calor sin tus abrazos

Ahora sé que nunca volveré…

 

 

Letras sacadas y corregidas de: https://www.letras.com/fito-fitipaldis/1664969/

Amo, porque mi amor no es dependiente del objeto de amor. Mi amor es dependiente de mi estado. Yo simplemente amo.

– Osho –

“Lo nuestro fue tan fugaz, que una estrella nos vio y pidió un deseo”

Mario Benedetti

Donde no puedas amar, no te demores

(Frida)

Anteriores Entradas antiguas