Sobre las adicciones

LO QUE ERES NO ES UN ADICTO

– Jeff Foster

(Imagen: Waiting for Noel (Warm version) by lafuguelogos/ http://morethanphotography.tumblr.com/)

¿Es un adicto lo que en verdad eres? ¿Te define tu adicción? ¿Es realmente cierto que, en el nivel más básico, tienes un problema muy serio? Cualquier terapia o programa de rehabilitación que primero no llegue hasta el fondo de estas cuestiones lo único que conseguirá es perpetuar la ilusión. No trato de decirte que deberías dejar todo lo que estás haciendo para librarte de tu adicción, pero estoy seguro de que, acompañado del entendimiento profundo de quién eres realmente, cualquier plan de rehabilitación será mucho más efectivo.

¡Y quién sabe!, quizá a partir de cierto momento ya no necesites más planes de rehabilitación. Te encontrarás ansiando la siguiente dosis, y hallarlas dentro de esa misma ansia, dentro de cualquier malestar que aparezca, un profundo saber que todo está bien. Encontrarás libertad en todo aquello de lo que escapabas y, en ese lugar de aceptación total, descubrirás que no eres un adicto. Descubrirás que no te ocurre nada extraño. Lo que eres nunca ha querido ni ha necesitado hacer uso de nada para escapar de este momento. Lo que eres permite profundamente que este momento sea como es.

Un hombre que en un tiempo se había definido a sí mismo como alcohólico me dijo:

– Nunca he dejado la bebida. Nunca he dejado de ser alcohólico. Simplemente, nunca me he tomado la siguiente copa.

*  En este momento en que no bebes, ¿eres bebedor? En este momento que no fumas, ¿eres fumador? En este momento que no te lanzas en pos del objeto de tu adicción, ¿eres adicto? *

Tal vez algún día – y ese podría ser hoy – encontrarás un cigarrillo o una copa o unas onzas de chocolate delante de ti, y al fin sabrás, en lo más profundo, que no te darán nada que no esté ya aquí. No harán que esta experiencia sea más completa de lo que ya es. Puedes honrar la aparición de cualquier deseo apremiante. Puedes honrar el deseo apremiante de hacer algo respecto a ese deseo. Puedes honrar cualquier malestar que sientas por no conseguir lo que quieres. Y puedes dejar que simplemente todo esté aquí, tal como es, sin necesidad de cambiarlo de ninguna manera.

Si vas a canalizar tus energías de búsqueda, hazlo de manera que fluyan de vuelta hacia aquí, hacia donde estás realmente, y abraza todo lo que está sucediendo ahora mismo. Olvídate de esa búsqueda de un momento futuro en el que estarás libre de la adicción y descubre lo que hay de verdad aquí, justo ahora. Y quizá, pronto, esta se haya convertido en la necesidad más imperiosa de todas: la de aceptar el momento totalmente. Tal vez te hagas adicto a la más profunda aceptación de este momento, una adicción de la que no necesitarás rehabilitarte nunca, una adicción sin efectos secundarios. Y entonces, incluso en medio del dolor, el malestar y los misteriosos deseos que no puedes controlar y ni tan siquiera nombrar, quizá te acuerdes de lo que siempre has sabido en lo más hondo, y que Julian de Norwich expresó tan claramente: “Todo estará bien, y todo estará bien, y toda clase de cosas estarán bien”.

ES LA LIBERTAD LA QUE TE LIBERA, NO TU ESFUERZO POR SER LIBRE.

Adiós

-Adiós, -dijo a la flor. Pero ella no le contestó.

-Adiós -volvió a decir.

La flor tosió. Pero no se debía a su catarro.

-He sido tonta -le dijo por fin-. Te pido perdón. Procura ser feliz.

Le sorprendió la falta de reproches. Se quedó allí completamente desconcertado, con el fanal en la mano. No comprendía esa apacible dulzura.

-Pues sí, te quiero -le dijo la flor-. Por mi culpa, no llegaste a saberlo. No tiene importancia. Pero tú has sido tan tonto como yo. Procura ser feliz… Deja en paz ese fanal. Ya no lo quiero.

-Pero el viento…

-No estoy tan acatarrada como para eso… El aire fresco de la noche me vendrá bien. Soy una flor.

-Pero los animales…

-Tendré que aguantar dos o tres orugas, si quiero conocer las mariposas. Dicen que son tan bonitas… Si no, ¿quién vendrá a visitarme? Tú estarás lejos. En cuanto a las fieras, no tengo ningún miedo. Tengo mis garras.

E ingenuamente mostraba sus cuatro espinas. Luego añadió:

-No te quedes ahí parado, hombre, me pones nerviosa. Has decidido marcharte, pues vete.

Y es que no quería que la viese llorar. Era una flor tan orgullosa…

(El Principito, de A. De saint Exupery)

Amor

No tenemos un futuro juntos. Sólo tenemos este aquí, y este ahora.

Para el ego, esto resulta increíblemente deprimente. Pero reconocer la absoluta belleza de este momento me libera de la necesidad de poseerte o controlarte. En esta atemporalidad es donde realmente entramos en comunión.

El amor es la desaparición del tiempo, la desaparición de la historia de una ‘relación’; es el campo abierto en donde la verdadera relación se hace posible.

– Jeff Foster

Elijo…

1620613_10152420418131669_9201588087423045488_n

“En un mundo lleno de gente a quienes no podría importarles menos todo, sé alguien a quien no podría importarle más”.

Me he estado machacando últimamente por esto, porque a mí me importa todo y todos demasiado, y al resto no les importa ni la mitad, ni nada.

Me acabo de dar cuenta de que me gusta ser así. Sólo tengo que aprender a dosificarlo, como la empatía: también pensaba que no sería capaz y ahora ya no sufro tanto por ella.
Sí, me gusta, me parece un don poder amar a cualquiera, por el simple hecho de conocerlos. Simplemente, tengo que dejar de apegarme a ellos, para poder despedirles, sin dolor, cuando proceda (o sin sufrimiento…).

Sí. Es un don. Bienvenido. Gracias.

 

CUANDO DEJAS DE INTENTAR SALVAR A LOS DEMÁS

Me enseñaron a creer que el amor significaba aferrarse a los demás a como diera lugar, o permitir que los demás se aferraran a mí. El amor era un drama. El amor era doloroso. El amor tenía una cualidad adictiva.

Creí que el amor significaba anular tus propios sentimientos y necesidades, silenciar tu preciosa y única voz, e intentar desesperadamente liberar a todos del dolor, despojarlos de su soledad, metabolizar los sentimientos que ellos mismos no habían metabolizado.

Un trabajo de tiempo completo. Agotador. E imposible.

Yo no podía sanarlos. Simplemente no podía. Y yo creía que había algo terriblemente mal en mí por no ser capaz de sanarlos. Quizás tenía que esforzarme más, dar más de mí mismo, agotarme aún más. Yo era malo. Inadecuado. Poco amable. Egoísta.

No tenía idea de quién era yo. Daba tumbos en la oscuridad. Lo único que creía era que no estaba bien hacer un alto, descansar. No encontraba ningún refugio; me sentía responsable por los sentimientos de los demás, día a día. Yo quería ser el ‘chico bueno, el chico protector, el chico sensible, el chico dulce, el chico amable, el chico encantador’. Descansar sería algo egoísta. Si me iba, me sentía plagado de sentimientos de culpa. Me sentía controlado por la culpa, era un esclavo de la culpa. Y todo el mundo a mi alrededor se sentía feliz de seguir nutriendo esa culpa.

Ellos me necesitaban tanto como yo a ellos; una prisión de infelicidad y de necesidades no satisfechas.

Pero al menos me sentía necesitado. Y el amor era ‘necesidad’, ¿cierto?

Yo estaba desconectado de mi cuerpo, de mi aliento, de mis sentimientos, de mi verdad. Una furia volcánica, y un dolor terrible e indecible burbujeaba y hervía en mis entrañas. A veces me sentía morir. A veces quería matar a alguien. Cualquier cosa que aliviara esa tensión interna. Cualquier cosa que eliminara ese adormecimiento. Cualquier cosa que se sintiera como VIVA. Mis extraños pensamientos y fantasías sólo alimentaban la historia de que había algo terriblemente malo en mí. Que era inútil, incompleto, que estaba dañado, que no valía la pena, que era un terrible fracaso, que estaba destinado a terminar en un basurero, condenado a estar solo para siempre.

En pocas palabras, me sentía indigno de ser amado, y por eso me convertí en mendigo de una amor que nunca habría de llegar.

Sin embargo, sacaba muy buenas notas en la escuela.

Y luego, en su suprema inteligencia, la vida me obligó a caer de rodillas.

La adicción se desmoronó por su propio peso.

Me parece que hoy estaría muerto de no ser porque me derrumbé.

Desperté del sueño del amor. De repente, una nueva vida amaneció. Una vida en la que mi trabajo no era salvar a los demás, rescatarlos de sí mismos, hacer desaparecer su dolor, su soledad, su decepción, su ira, su miedo, su ansiedad, sus tristezas. Una vida en la que yo ya no era esclavo de mi culpa. En la que mis sentimientos dejaron de ser un error, o signos de mi fracaso, reconociendo que se trataba de energías preciosas que simplemente querían moverse. Una vida en la que ya no tenía que sentirme avergonzado de ser yo mismo, En la que tenía el derecho de decir ‘sí’ y el derecho de decir ‘no’, y el derecho de no saber. El derecho de quedarme, y el derecho de retirarme. El derecho de darme un espacio. El derecho de hablar con mi verdad. El derecho de decidir con quién paso mi tiempo. El derecho a mi fe. El derecho a mi propio corazón. En donde la bondad no significa castigarme y agotarme a mí mismo con el fin de salvar o sanar a los demás, sino amarme lo suficiente como para establecerme en mi propio poder y escuchar a los demás sin asumir su dolor como mío. ¡Hay un poder en la Presencia! Y estar dispuesto a sentir culpa, honrar la culpa; no adormecerla o actuar para evitarla. Eso que envuelves (abrazas) tú, no puede envolverte a ti.

A veces, el abandonar el intento de salvar a la gente no es muy bien visto. Te reclaman. Dicen que eres malo, poco amable, un ‘abandona-amigos’. En lugar de contactarse con sus propios sentimientos de rechazo, tratan de hacerte sentir culpable. Te culpan de su infelicidad. Quieren de vuelta al ‘viejo tú’; quieren su fantasía de ti.

No te quieren a ti; quieren el sueño.

La lección más liberadora que puedas llegar a aprender es esta: Nadie puede hacerte feliz. Y tú no eres responsable de la felicidad de nadie más.

Eres libre. La libertad es tu naturaleza, y siempre lo fue.

Así que, como el Sol, tú brilla. No esperes a que estén los demás para brillar, no necesitas una excusa para brillar, tú simplemente brilla. No te sientas responsable por todos los Soles que aún no descubren su propio resplandor. Tú simplemente brilla. Enseña a través de tu ejemplo. Recorre tu camino con coraje. Y si los demás se incomodan por tu brillo, si te juzgan, si te atacan por no hacerlos el centro de tu universo, está bien. Ese es su trabajo. Ese es su camino. Deséales lo mejor.

Y cuando dejes de intentar salvar a los demás, cuando dejes de intentar ser la madre o el padre que nunca tuvieron, finalmente podrás amarlos. Puedes estar presente, imperturbable.

Los puedes amar lo suficiente como para dejarlos ir. Porque el amor tiene la fragancia de la libertad.

“Sean islas para ustedes mismos, refugios para ustedes mismos, sin buscar ningún refugio externo; con el Dhamma como su isla, el Dhamma como su refugio, sin buscar ningún otro refugio.” – El Buda

– Jeff Foster

“The Present” (Corto)

Más de 50 premios ganados en 180 festivales de cine. Un cortometraje alemán que ha emocionado a las redes y que ya han visto casi 900.000 personas. Basado en un comic de Fabio Coala.
A veces, los animales son los mejores maestros: ellos sí viven su vida sin ahogarse en sus problemas.
Yo también he aprendido mucho de mi Leo; igual que este niño, he tenido que fijarme en cómo él nunca me guardaba rencor por lo mal que le han tratado otros humanos, para darme cuenta de que yo también podía hacerlo. Él nunca piensa en el pasado.

¿Y a vosotros, qué os ha parecido?

 

Ansiedad

¡Hola!
Soy la ansiedad, no te asustes… vengo en son de paz, por cierto, ¿por qué te asustas tanto ante mi presencia?
Digo, sé que te sientes horrible cada vez que aparezco, que te desesperas y quisieras mandarme a volar, sé que si pudieras… me matarías, sobre todo porque crees que yo soy la que te quiere matar o hacer daño, pero créeme, si no te he matado, no lo voy a hacer.
No estoy aquí para hacerte daño, mucho menos para volverte loco, creo que ya te lo he demostrado cada vez que llego a tu cuerpo, hago un relajo y te asusto, pero al final del día… no te he matado, no te has vuelto loco.
Si pudiera, lo haría, pero esa no es mi idea.
La verdad es que aparezco y te hago sentir todo eso porque no había logrado encontrar otra manera de hacerme escuchar por ti, estabas tan ocupado tratando de ser exitoso, productivo y de demostrarle a los demás que eres digno de ser amado… que no escuchabas mis pequeñas señales.
¿Recuerdas esa vez que te dio un dolor de cabeza? ¿O cuando tuviste insomnio por más de 2 horas? ¿O qué tal esa vez que sin razón aparente te soltaste a llorar?
Bueno, pues todas esas veces era yo tratando de que me escucharas, pero no lo hiciste, seguiste con tu ritmo de vida, seguiste con tu misma manera de pensar… Entonces intenté algo más fuerte, hice que te temblara el ojo, que se te taparan los oídos y que te sudaran las manos… pero tampoco me quisiste escuchar.
Aunque los dos sabemos que sentías mi presencia, es por eso que cuando te quedabas tranquilo… o era momento de estar sólo contigo mismo, en soledad… te empezabas a poner nervioso, como si algo te impidiera quedarte quieto.
Te desesperabas, porque “no entendías” con tu mente racional lo que estaba pasando, y claro, con tu mente racional no me ibas a entender.
Así es que por eso me he rendido y decidí escribirte.
Y te felicito si estás leyendo lo que te digo, porque significa que ya tienes el valor de escucharme, y créeme, nadie mejor que yo sabe de tu gran habilidad para evitarme y salir corriendo, huyendo de mí como huirías del monstruo en el bosque oscuro.
Como esas veces que me evitas y te distraes embobándote horas con la televisión, viviendo las vidas de otras personas que ni conoces para no enfrentar que la tuya no te gusta.
O qué tal, de esas veces que con un par de cubitas lograbas adormecer tus nervios e inquietud; y ni qué decir de esas otras substancias que más allá de adormecerte, te fugan de esta realidad que no quieres enfrentar.
Pero bueno, espero que ahora estés listo y lista para enfrentar tu realidad y escucharme por fin. Espero que estés listo y lista para enfrentar la verdad de tu vida y de ti mismo tal y como es, sin máscaras, sin atajos… sin pretensiones. Así es que aquí te van las cosas como son.
Lo único que llevo tratándote de decir todo este tiempo, es que… ya es tiempo de evolucionar, necesitas hacerlo, no hay de otra.
Necesitas crear cambios muy profundos dentro de ti, pues por alguna razón, en realidad no estás disfrutando de tu vida y no te sientes pleno. Por eso yo estoy aquí, para ayudarte a recuperar esa plenitud que vive dentro de ti, y para lograrlo, tendrás que deshacerte de lo que te impide contactarla.
Estoy aquí para ayudarte a ver precisamente qué te impide contactar con tu sentido de vida, con tu pasión por vivir, con tu alegría y con tu verdadero ser que es tu esencia. Cada vez que yo aparezca en tu vida, será porque tú mismo no te has dado cuenta que no estás siendo pleno y feliz, así es que si vuelvo a aparecer, no te asustes… mejor agradéceme que llegué y escúchame.
Y si realmente me escuchas, no tardarás en hacer los cambios que necesitas hacer en tu vida, los harás de inmediato, claro, eso si realmente quieres sentirte bien de nuevo, todo depende de qué tanto quieras. Y sé que sí quieres, pero a la vez sé que quieres seguir en tu confort y en tu comodidad por vivir con “lo conocido”, aunque eso conocido te haga daño.
Prefieres seguir buscando la aprobación y aceptación de los demás, haciendo hasta lo imposible por llamar su atención; buscando seguridad en otras personas menos en ti; prefieres que los demás sean responsables de tu persona que tú mismo, y claro, te entiendo, todos quisiéramos regresar a la panza de nuestra mamá y despreocuparnos de todo.
Pero… te tengo una noticia, solamente entrando a un temazcal podrás acercarte a esa experiencia. Mientras tanto… necesitas asumir que eres responsable de ti y que solamente tú me podrás escuchar, y cuando me escuches y yo vea que ya me hiciste caso, créeme que me iré. Solamente tú puedes hacer que me vaya.
Y eso es algo muy importante que te quiero decir, en verdad me iré en cuanto vea que estás haciendo esos cambios en tu vida, cuando vea que estás en camino a tu evolución y que estás dispuesto a crecer y recuperarte a ti mismo. Mientras no lo hagas… aquí seguiré.
En conclusión, si hoy estoy aquí, es porque me necesitas.
Necesitas de mí para modificar tu manera de interpretar tu realidad, la cual, déjame decirte, que está un poco distorsionada. Necesitas deshacerte de creencias que no te ayudan y que nada más te limitan; necesitas perdonar todo ese enojo que guardas a tus seres queridos y recuperar tu libertad interior.
Y sobre todo, necesitas de mí para hacer lo que te gusta de la vida, para ser tú mismo, y perder el miedo al rechazo o abandono de los demás.
Necesitas de mí para ponerle límites a las personas que te lastiman; para que te agarres de valor y aprendas a decir que“no”; para que dejes de mendigar amor con quien no te merece; para que dejes de depender de la existencia de tu pareja para ser feliz; para que de una vez por todas… ¡cuides tu cuerpo!
¿De qué otra manera le habrías puesto atención a tu cuerpo? Digo, probablemente de muchas maneras, pero ésta está funcionando. Necesitas darle el alimento que necesita, dejar de criticar tu físico y agradecerle por lo que te da; haz que sude y que se mueva, ten tus hormonas al día y duerme las horas que necesitas.
¿Por qué te explotas? ¿Por qué te exiges tanto? No entiendo porqué lo haces… si lo tienes todo, lo eres todo, tienes toda la capacidad que necesitas para crear tu propia realidad, pero te tratas como tu propio esclavo, eres demasiado severo contigo mismo… y estoy aquí para pedirte que simplemente dejes de hacerlo.
Así es que ya sabes… si realmente quieres que me vaya, toma el timón de ti mismo, pregúntate qué has hecho que te ha sacado de tu equilibrio interior. Pregúntate realmente cómo quieres vivir y lucha por esa vida, es tu vida, y solamente tú puedes decidir sobre ella… si a los demás no les parece, es porque los estás retando y tarde o temprano te seguirán, y si no… tendrán otra oportunidad, dales chance.
El único control que puedes tomar es el de ti mismo, pero para recuperarlo, tendrás que aceptar que lo has perdido, y que dejes que yo me exprese, que salga a decirte con todos esossíntomas tan horribles que me inventé para decirte algo muy claro, pero si me reprimes y te distraes cada vez que llego… no podré hablarte y vendré más fuerte.
Así es que la próxima vez que me sientas llegar, haz un alto, cierra los ojos… déjate sentir todo lo que te estoy diciendo, apaga tu mente racional por un momento, déjate llevar… y entiéndeme. Después, empieza el cambio en tu vida con acciones claras y específicas, y en menos de que te des cuenta, me iré.
Espero no tener que llegar muchas veces más en tu vida, pero si lo hago… recuerda que no quiero lastimarte, quiero ayudarte a que recuperes tu propio camino de evolución, el camino que si lo tomas, te hará mucho muy feliz.
Y ya para terminar, ojalá que puedas verme como lo que soy: tu esencia.
Soy tú mismo gritándote con desesperación que me escuches por favor. Así es que hola, yo soy tú, hablándote desde el fondo de tu corazón, desesperado tocándolo para que me pongas atención, lo que sientes no es taquicardia, soy yo, tu esencia, que quiere salir de ahí.
Con cariño, tu esencia disfrazada de ansiedad.

La historia de mi vida

Un infierno sostenido por el miedo a equivocarme

¿HAS SENTIDO ALGUNA VEZ…?

¿Has sentido alguna vez
que vives en un umbral
de pura posibilidad?
¿Que eres la vida misma,
y que el poder que crea galaxias
se mueve a través de ti?
¿Y que tú eres ese poder?
¿Y que cada pensamiento, cada sensación,
cada sentimiento, sin importar cuán intenso,
sin importar cuán incómodo, sin importar cuán frágil sea,
es, en sí mismo, una expresión de ese mismo poder?
¿Que ningún pensamiento ni sensación está en tu contra?
¿Que eres lo suficientemente inmenso como para acoger absolutamente todo?
¿Que no eres una persona volviéndose consciente,
ni un buscador buscando lo que un buscador busca,
sino la consciencia misma fingiendo ser
una persona volviéndose consciente,
buscándose a sí mismo y deleitándose en su búsqueda?
¿Que la ola no puede ser dividida del océano?
¿Que tú eres el destino y el origen?
¿Que el amor está más cerca que la siguiente respiración?
¿Y que la paz infinita es tu naturaleza y tu derecho de nacimiento?

¿Has sentido alguna vez
que vives en un umbral
de pura posibilidad?
¿Y que todas las maravillas del universo
ya son tuyas?

– Jeff Foster

Edward Maya & Vika Jigulina – Stereo Love (traducida)

Hago un pequeño paréntesis para poner una canción que no es muy buena, pero me resuena mucho ahora, porque estoy en otra de mis regresiones al pasado: me siento en algunas cosas con patrones muy tontos, pero ahora los veo, y me encanta, porque no reacciono; los estoy cambiando… Pensaba que no servía, que no avanzaba, pero sí, estoy mejorando. Ya no soy ni la mitad de reactiva que hace… ¿dos meses? O incluso semanas…
Ya no veo el dolor de la misma forma… Ya no es mío… Sólo… lo observo…
Ya no monto numeritos buscando atención ajena.
Sí, todavía no sé quererme yo sola, pero lo veo, y no lo busco en los demás…

O al menos, estoy en ello.

Cuando escuchaba esta canción, hace como 8 años, hacía todo eso, y hace poco me he visto en lo mismo… Pero ya no más… (y es curioso porque no he buscado la letra hasta ahora y no la entendía del todo, pero se correspondía muchísimo con lo que sentía)
Ahora, la escucho de forma distinta.

Aunque siempre me inspira una despedida, y en el vídeo se encuentran al final, pero siempre me ha parecido que no correspondía con la canción…

Creo que el tema es un poco lo que hablaba con mi hermana hace años: Creo que no es lo que dicen la mayoría de las chicas de que todos los tíos son unos cabrones: creo que todos son igual que nosotras, pero siempre hay alguna que les putea, y entonces cambian…
Y es un poco el punto de esta canción; que no puede hacer que vuelva a la confianza, a la entrega; simplemente, ya no quiere. Ya no le interesa.
Pero y qué se le va a hacer… la vida no es un vídeo musical…
Y seguramente yo me equivoque y no sea nada de eso. Lo lío todo, otra vez.
En realidad… es mucho más simple…

Pues eso… Que adiós, sin numeritos, sin teatros.
Sin drama.
No pasa nada. Todo está bien.
Todo es perfecto.
Gracias por ayudarme a verme… Muchísimo, por cierto.

Stereo Love traducción:
Amor en estéreo

When you gonna stop breaking my heart? // ¿Cuándo vas a dejar de romperme el corazón?
I don’t wanna be another one // No quiero ser otra más…
paying for the things I’ve never done // pagando por cosas que no hice yo.
Don’t let go, don’t let go, to my love // No dejes ir, no dejes ir… a mi amor.

Can I get to your soul? // ¿Puedo llegar a tu alma?
Can you get to my thoughts? // ¿Puedes llegar a mis pensamientos?
Can you promise we won’t let go? // ¿Puedes prometerme que no nos dejaremos ir?*

All the things that I need // Todas las cosas que necesito,
All the things that you need // Todas las cosas que necesitas…
You can make it feel so real // Tú puedes hacer que se sienta tan real.

‘Cause you can’t deny // Porque no puedes negar
You’ve blown my mind // que me has nublado la mente**
When I touch your body // Cuando toco tu cuerpo
I feel I’m losing control // siento que pierdo el control.

‘Cause you can’t deny // Porque no puedes negar
You’ve blown my mind // que me has nublado la mente**
When I see you, Baby // Cuando te veo,
I just don’t wanna let go // simplemente no quiero perderlo…

When you gonna stop breaking my heart? // ¿Cuándo vas a dejar de romperme el corazón?
I don’t wanna be another one // No quiero ser otra más…
paying for the things I’ve never done // pagando por cosas que no hice yo.
Don’t let go, don’t let go, to my love // No dejes ir, no dejes ir… a mi amor.

I hate to see you cry // Odio verte llorar.
Your smile is a beautiful lie // Tu sonrisa es una bonita mentira.
I hate to see you cry // Odio verte llorar.
Your smile is a beautiful lie // Tu sonrisa es una bonita mentira.

I hate to see you cry // Odio verte llorar.
Your smile is a beautiful lie // Tu sonrisa es una bonita mentira.
I hate to see you cry // Odio verte llorar.
My love is dying inside // Mi amor se me muere por dentro.

I can fix all those lies // Yo puedo enmendar todas esas mentiras,
but Baby-Baby run // pero corre,
but I’m running to you // porque estoy corriendo hacia ti.

You won’t see me cry // No me verás llorar…
I’m hiding inside // Me estoy escondiendo dentro
My heart is in pain // Mi corazón siente dolor,
but I’m smiling for you // pero yo sonrío para ti…

Oh, Baby, I’ll try // Intentaré
To make the things right // hacer las cosas bien.
I need you more than air // Te necesito más que al aire
When I’m not with you // cuando no estoy contigo

Please don’t ask me why // Por favor, no me preguntes por qué…
Just kiss me this time // Sólo bésame por esta vez.
My only dream (Dream) // Mi único sueño
is about you and I // es sobre tú y yo…

Can I get to your soul? // ¿Puedo llegar a tu alma?
Can you get to my thoughts? // ¿Puedes llegar a mis pensamientos?
Can you promise we won’t let go? // ¿Puedes prometerme que no nos dejaremos ir?*

All the things that I need // Todas las cosas que necesito,
All the things that you need // Todas las cosas que necesitas…
You can make it feel so real // Tú puedes hacer que se sienta tan real.

‘Cause you can’t deny // Porque no puedes negar
You’ve blown my mind // que me has nublado la mente**
When I touch your body // Cuando toco tu cuerpo
I feel I’m losing control // siento que pierdo el control.

‘Cause you can’t deny // Porque no puedes negar
You’ve blown my mind // que me has nublado la mente**
When I see you, Baby // Cuando te veo,
I just don’t wanna let go // simplemente no quiero perderlo…

When you gonna stop breaking my heart? // ¿Cuándo vas a dejar de romperme el corazón?
I don’t wanna be another one // No quiero ser otra más…
paying for the things I’ve never done // pagando por cosas que no hice yo.
Don’t let go, don’t let go, to my love // No dejes ir, no dejes ir… a mi amor.

I hate to see you cry // Odio verte llorar.
Your smile is a beautiful lie // Tu sonrisa es una bonita mentira.
I hate to see you cry // Odio verte llorar.
My love is dying inside // Mi amor se me muere por dentro.

I can fix all those lies // Yo puedo enmendar todas esas mentiras,
but Baby-Baby run // pero corre,
but I’m running to you // porque estoy corriendo hacia ti.

You won’t see me cry // No me verás llorar…
I’m hiding inside // Me estoy escondiendo dentro
My heart is in pain // Mi corazón siente dolor,
but I’m smiling for you // pero yo sonrío para ti…

Oh, Baby, I’ll try // Intentaré
To make the things right // hacer las cosas bien.
I need you more than air // Te necesito más que al aire
When I’m not with you // cuando no estoy contigo

Please don’t ask me why // Por favor, no me preguntes por qué…
Just kiss me this time // Sólo bésame por esta vez.
My only dream (Dream) // Mi único sueño
is about you and I // es sobre tú y yo…

*En el sentido de dejar que se eche a perder la relación
**Abrumado también podría valer

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.