NO HAY NINGÚN MONSTRUO DENTRO DE TI

Enamórate de la oscuridad.
Del orín y la mierda de esta vida.
De las sombras, de las partes ocultas.
De los pedacitos que escondemos por vergüenza.

Enamórate de la inocencia.
De nuestros miedos infantiles a la oscuridad.
Del hecho de sentirnos comprometidos. Expuestos,
de ser vistos, de salir a la luz.

De las dudas, de todo el dolor secreto,
de nuestras extrañas fantasías, de los sentimientos con
los que simplemente no sabemos qué hacer.
De nuestros terrores en la noche.
De la rabia que retumba justo bajo la superficie.
Del temor a no ser amados.

De los sentimientos y pensamientos que encubrimos
para mantener la imagen de ‘mí’.
De buenos, de amables, de espirituales.
De ‘ese que puede mantener todo en orden’.

Enamórate de esta secreta humanidad.
Sabe que la oscuridad NO es oscuridad,
sólo fragmentos asustados deseando salir a la luz,
seres que anhelan amor, y atención,
y oxígeno para respirar, y ser incluidos en el cuadro más grande del YO.

No busques la luz, amigo.
Simplemente sé la luz. Sé lo que eres.
La luz de la vida.
Y ten el coraje de brillar plenamente
en los lugares afligidos, en los lugares más sensibles.

Ilumina. Resplandece.
Haz que esos pequeños monstruos se sientan seguros
para que puedan salir de su escondite.
Hazles sabes que son hermosos.
Y dignos.
Y no monstruos en absoluto.

– Jeff Foster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: