Los secretos para transmutar el karma negativo

Guarda silencio cuando más ruido hay

 

De nada sirve levantar la voz si todo el mundo grita. Por eso es mejor guardar silencio en el momento en que las turbulencias son más fuertes. Déjales hablar, escucha, medita, aprende y alza tus palabras cuando realmente tengan sentido y un auditorio capaz de oírte.

No juzgues y no serás juzgado

Como es lógico, no puedes pedir a nadie que no te juzgue si es lo que haces tú con esa persona. Este es uno de los principios del karma. Básicamente te recomienda que trates a los demás como te gustaría que te tratasen a ti.

Enfócate sobre cuanto te agrada

¿Por qué enfocarte en cuanto te estresa y te hace sufrir? ¿No te parece más sensato hacerlo sobre aquello que te agrada y te hace feliz? Esta es sin duda una de las grandes enseñanzas del karma.

Párate y no luches

¿Sabes cuándo tienes que luchar? Realmente no, pero el karma te invita a que no lo hagas. La quietud y el conocimiento son lecciones valientes. Permanece quieto y deja que la prueba se suceda. Cuando sea el momento de moverte, lo sabrás.

Nunca pierdas la esperanza

Si algo no te gusta, ¿por qué no cambiarlo? ¿Acaso eres de esas personas que pierden la esperanza con facilidad y se dejan llevar? No lo hagas, pues en ti está el poder de ser quien eres y de transformar todo aquello de tu ser que te desagrada.

Libera la carga

¿Te cuesta perdonar? A veces no es sencillo, pero si no lo haces, esa carga irá siempre contigo. Así pues, por más costoso que sea y por más que duela, hemos de ser capaces de liberar cuanto nos duele y ser felices para volar libres sin pesos muertos que nos hacen desgraciados.

Habla en positivo

Hablar en positivo siempre es mejor. Deja de criticar, deja de juzgar y deja de ver solo lo malo que te rodea. Desde este momento fíjate en cuanto es bello y está a tu alrededor. Y luego, dale voz, ponle nombre y pronuncialo.

Medita a diario

 

Medita todos los días. Si dedicas un par de ratos diarios de al menos 5 minutos, notarás la mejoría en breve. No tiene por qué ser una técnica concreta de meditación. Solo piensa, reflexiona, recapacita, analiza, vacía tu mente… Y si no sabes cómo, escucha buena música, sal a dar un paseo, busca un paisaje bonito…

Visualiza lo bello

Deja de ponerte en lo peor. Siempre has de visualizar situaciones positivas y agradables. Y no solo has de hacerlo para ti, también para los tuyos. Tu familia, tus amigos, tus seres queridos… Si eres capaz de imaginarlo, lo harás realidad.

Da amor a cambio de nada

No esperes que todo cuanto hagas tenga una respuesta, y menos al dar amor. Simplemente dalo, con libertad, con sinceridad y con emoción. No tienes por qué recibir nada, pues el hecho de darlo ya es suficiente premio.

Aprende estos secretos para transmutar el karma negativo y serás mucho más feliz. No te quepa duda de que si te transformas tú, tu mundo irá de tu mano.

Visto en karmayoga, por Pedro, redactor de la Gran Hermandad Blanca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: