ANTES… AHORA

 

Antes mi prioridad era el trabajo y los demás… Ahora mi prioridad soy yo.

Antes buscaba que me quisieran, ser valorada, comprendida y aceptada.
Ahora dejo de buscar fuera, y con Amor me comprendo, y me acepto.

Antes huía de mi soledad y de mi miedo, me escondía de mi ego.
Ahora me adentro, me siento, me atiendo, sé que no estoy sola, que puedo.

Antes me miraba y sólo veía un cuerpo, me comparaba y me rechazaba. 
Ahora elijo ver el milagro de Amor del que estoy hecha y doy gracias.

Antes creía ser culpable, errónea y un fraude, o en el otro lado ser especial.
Ahora veo mi inocencia, me libero, no soy, ni necesito ser, más ni menos.

Antes no sabía decir NO por hacer feliz a los demás y ser agradable. 
Ahora escucho mi Corazón primero, y con todo mi Amor, sí o no, contesto.

Antes quería que las cosas fueran como creía que tenían que ser. 
Ahora me entrego, acepto, me rindo y digo un gran “NO SÉ”.

Antes juzgaba qué estaba bien o que estaba mal, qué era mejor o peor. 
Ahora sé que no soy quien para juzgar nada ni a nadie, que todo es para mirarme.

Antes ponía en el hombre y la relación de pareja mi felicidad. 
Ahora sé que la única Felicidad Real está en mi, en quien Soy de Verdad.

Antes creía necesitar un príncipe que me salvara.
Ahora sé que la única salvación posible es mi Libertad conquistada.

Antes creía que Amar era sufrir, que si tú sufrías, yo también tenía que sufrir.
Ahora sé que el verdadero Amor es Libertad, y que sólo desde la no necesidad puedo Amar.

Antes creía que ser buena y ser víctima eran sinónimos en esta vida.
Ahora elijo responsabilizarme y ver cada situación con los ojos del Amor.

Antes tenía la costumbre de protestar mucho y quejarme.
Ahora, con cada Silencio… elijo Amarme.

Antes y después ya no existen.
Porque he decidido Amar Ahora.

¡Feliz día Ahora!

 

 

Fuente: Yolanda González García (Facebook)

Estar inmerso en la presencia

“La mente no acepta lo simple, porque lo simple destruye la posibilidad de tu existencia. En lo simple, ¿cuál es la necesidad de tu mente? Ella está siempre involucrada con lo complejo. Tu gato sabe de eso, tu perro sabe de eso, una flor sabe de eso… Enamórate de ellos un poco y presta atención.

Mira como ellos permanecen a toda hora en la más grande abstracción del Ser, ¡simplemente siendo! No están ni un poco preocupados en si vas a cambiar de casa o de trabajo, si te vas a morir, o en lo que quiera que sea.

Están inmersos en la Presencia.”

Fuente: https://www.facebook.com/satyapremespana/

¿Qué es ser normal?

Normal es un programa de la lavadora

Y podría enrollarme mucho más, pero quien entienda no necesita más…

NO QUIERO SER PRINCESA; PREFIERO SER BRUJA

 

Reniego de ser princesa. Reniego de los vestidos, mis rizos de oro y joyas. Odio mi castillo encantado, mi soledad aún rodeada de mil sombras.

Reniego de mi jaula de cristal.

De la torre, del cautiverio. De esperar a ser rescatada.

Reniego de mi fragilidad y de mi belleza.

Renuncio a los privilegios, al estatus, y a mi castillo.

No quiero un hada madrina que me cosa lindos vestidos para llegar al baile. Tampoco deseo carrozas encantadas o mayordomos.

Cambio hada madrina por escoba.

Pero dadme una escoba.

Prefiero ser bruja.

Quiero sapos y lagartos.

No quiero ardillas, conejos, o cervatillos. Quiero jugar con dragones.

Reniego de mi candidez e inocencia. Cambio mi reino por tener astucia y sagacidad.

Prefiero la noche al día. La oscuridad a la luz. Sólo rodeada de tinieblas puedes encontrarte a ti misma.

Salvarme yo, sin esperar a que otros lo hagan. Quiero apostar por mí, por mi esencia.

¿Dónde firmo?

No quiero pasar mis días mirando al horizonte, esperando ver llegar a mi príncipe azul a lomos de su caballo para rescatarme. ¿Quién es ese Señor? ¿Y por qué tengo que vivir feliz para siempre con él?

Quiero montar en mi escoba, salir a buscarlo, y pasarme la noche en vela con él.


Quiero salir de la torre. Volar con la luna y las estrellas.

Porque mientras las princesas duermen, las brujas vuelan.

Quiero rodearme de otras brujas, otros villanos, aprender de ellos. De su inventiva para ganar la batalla a los reyes y princesas.

Quiero volar en libertad. Toda la noche. Volver al amanecer y dormir hasta tarde. Y olvidarme del guisante debajo de los catorce colchones.

No quiero que nadie me espere en vela. No quiero reinas frustradas con la crisis de los cuarenta. No quiero madrastras envidiosas que quieran mi corazón en un cofre. No quiero reyes que acuerden mi matrimonio por ampliar su reino.

Que nadie me vista, me peine o me bañe.

No quiero cantar con los pajarillos. Quiero volar con ellos.

Prefiero sentir, respirar, vivir, amar y sufrir. Sólo con el sufrimiento llegamos a la verdadera esencia de nosotros mismos. Anhelo tocar fondo, renegar de mí misma, y resurgir de mis cenizas.

Las princesas no se exponen, no eligen. No fallan. Las princesas no sufren. Aceptan su destino escrito con resignación, pacientemente, porque creen que al final comerán perdices y vivirán felices para siempre. O eso es lo que les han prometido. Porque no cuestionan, no rebaten, no sospechan.

Yo no quiero ser princesa.

Yo quiero elegir a mi príncipe azul. Y a ser posible que no sea ni príncipe, ni azul.

Quiero a un villano que no me hechice, pero que haga sentir encantada todos los días.

Que no tenga un castillo dónde sentirme segura, prefiero que tenga unos ojos que me hagan caer en el abismo. Sentir el vértigo a su lado. Que no me prometa riquezas, que me prometa lucha.

Cambio príncipe apuesto por canalla.

Que me quiera por bruja, no por princesa.

Que también esté perseguido, para que cada día tengamos que escondernos en un sitio diferente. Que me enamore con su pillería, no con su sonrisa.

Cambio matrimonio y amor eterno, por libertad y locura.

Yo no quiero un cuento con final feliz. Quiero escribir mi historia cada día.

Que yo no soy de las que quieren comer perdices, prefiero beber champán.

Vivir en riesgo o morir en el intento. Estar agradecida por estar viva. Exprimir cada día como si fuese el último. Porque mañana puede que me juzguen y acabar en la hoguera.

Porque a las brujas se las quema en la hoguera, pero a las princesas se las mata en vida.

Por eso, devuelvo mi hada madrina, pero por favor, dadme una escoba.

 

Entradas parecidas:

Sonatina, de Rubén Darío; De mi antiguo flog  (ya lo pondré aquí también)
Jaded de Aerosmith

Fuente: Cuarzo místico

¡Abolición tauromaquia ya!

“Hoy he tenido una pesadilla: Iba corriendo por la calle mientras un montón de gente me rodeaba, me chillaba, me pegaba, me tiraba del pelo por detrás y cuando me daba la vuelta me pegaban. Yo sólo podía correr intentando huir, pero la gente no cesaba y las calles seguían llenas. Algunos compañeros como yo sufrían lo mismo pero ni nos hacíamos caso, estaban tan asustados…
Desesperado, entré en una casa que tenía la puerta abierta. Durante un segundo, respiré aliviado porque estaba vacía y los daños cesaron hasta que, al levantar la vista, vi algo horrible: una cabeza, igual que la mía, colgada y expuesta en la pared.
¿Ese iba a ser mi final…?”
Bien podría ser una película de miedo, pero para este pobre toro, fue una pesadilla hecha realidad. ¿Te imaginas vivir algo así?
Yo me he quedado alucinada con los gritos de miedo que da, el pobre, sólo quería esconderse, en ningún momento ataca a nadie.

No me separo por orgullo…

Cuando me separo de alguien es porque me ha hecho mucho daño,
y si me hizo mucho daño es porque le quería mucho*

 

*porque si no le quiero mucho, no me puede doler tanto nada de lo que haga.

(de estas cosas que sabes pero de repente te haces más consciente).

ORACIÓN PARA SANAR LA RELACIÓN CON LA MADRE

Madre, perdóname por fundirte con mis recuerdos, por no distinguir que eres un ser espiritual que amorosamente se prestó a la obra de teatro que protagonizamos en la Tierra.

Perdóname por hablarte de cualquier manera, por desconocer que tenemos un pacto, por herir tus sentimientos a partir de mis propias percepciones.

Perdóname por cada minuto en el cual creí que todo esto se trataba de ti y no de mí.

Perdóname por nuestra historia juntos, por pretender cambiarla, por no superarla.

Perdóname porque no me es fácil saber y sentir quién eres realmente, porque a través de ti sólo veo a mi niño lastimado, porque sólo percibo dolor.

Perdóname por querer marcharme de tu vida, perdóname por haberme ido, perdóname por no querer volver a ti, perdóname por no honrarte y no amarte lo suficiente.

Me perdono completamente porque yo no tengo manera de saberlo todo, porque soy tan inocente como tú.

Me perdono completamente por mi capacidad latente para lastimar, para resentir, para dañar, para odiar, nada de esto ha sido creado conscientemente, una fuerza interior, una razón, una memoria, una queja, un deseo y mi necesidad de escapar del dolor me impulsó.

Yo merezco perdonarme completamente y lo hago ahora. Sin duda alguna te doy gracias porque en un acto de amor consciente o inconsciente me trajiste a la vida, a este mundo que me ha ofrecido todo para que yo pueda conocerlo.

Gracias por lo vivido, por las experiencias juntas, por los dolores, por las lágrimas, por las risas, por las ausencias, por las heridas abiertas, por las palabras bonitas y por las que no fueron tanto, todo ello me ha forjado como el ser humano que soy.

Te doy gracias porque existes en algún lugar de mi ser y porque me escuchas ahora. Te bendigo.

Lo siento por las memorias de dolor que comparto contigo, te pido perdón por unir mi camino al tuyo para sanar. Te doy las gracias porque estás aquí para mí y te amo por ser quién eres.

También te amo porque estás en mis recuerdos y porque es el momento de hacerlo, nunca antes lo fue. Estas palabras surgen, nacen, brotan y florecen en mi ser cuando el tiempo de mi mente es perfecto, el amor me busca ahora y me reencuentra contigo, yo elijo estar en paz contigo, yo soy esa paz en ti y en mí. Yo soy paz. Yo honro mi vida y la tuya tal como fue, tal como es. Yo hago una reverencia ante tu ser de luz que es quien Yo Soy.

Hecho está.

Gracias, gracias, gracias

Perdonar

No trates de perdonar.
Perdonar no es un ‘hacer’.
Simplemente acepta que este momento es exactamente como es en este momento.
Y que el pasado fue como fue.

Acepta tu falta de aceptación en el presente.
Perdona tu incapacidad de perdonar.
Siente tu aliento, las sensaciones en tu cuerpo, la vida que arde con todo su esplendor en ti.

Todos están dando su mejor esfuerzo, incluso cuando parezca que no es así.
Todos están soñando o teniendo una pesadilla,luchando con un dolor que quizás nunca llegues a entender.
No tienes que tolerar sus acciones.
Tal vez tú no seas capaz de despertarlos.
No tiene que gustarte lo que ha sucedido.
Simplemente suelta la ilusión
de que pudo haber sido de otra manera.
Tú eres diferente ahora, de todos modos.
No te enfoques en algo
sobre lo que no tienes control.
El pasado es una tierra lejana.

Vuelve tu atención a este momento,
Tu fuente de verdadero poder.
Tu lugar de conexión.

Despierta del sueño
De que alguien tiene algún poder
Para quitarte tu paz interior.

Suelta la necesidad de tener la razón.
Abraza la necesidad de ser libre.
Sal de la historia de ‘mi vida’.
Reclama el momento.

Sé aquí, en tu nueva vida.
Aventúrate en este nuevo día.

Esto es perdonar.

– Jeff Foster

AMOR MÁS ALLÁ DEL AMOR

Ama, sabiendo que la persona a la que amas podría no estar aquí mañana, sabiendo que hoy podría ser el último día para encontrarse realmente, sabiendo que no puedes saber cómo termina la historia. Porque, ¿qué es lo que queda en esta vida si no tenemos nada que perder?

Preocúpate, preocúpate profundamente, preocúpate hasta que duela, preocúpate a pesar de lo que diga la gente, a pesar de las burlas y el rechazo y el riesgo de ser mal interpretado, preocúpate tanto, al grado que deje de importante lo que te pueda llegar a suceder.

Sumérgete, sumérgete con toda tu voluntad en este agridulce misterio del amor, sin saber lo que es el amor y amar de todos modos, como un tonto, como un niño fascinado, como un loco, como alguien que ha olvidado cómo ser cínico, o cómo ser discreto.

Ama hasta que tu voz se conmueva, y tu corazón se estremezca y tus piernas tiemblen, y tus filosofías se conviertan en polvo, y hasta que tu inteligencia incline su cabeza con vergüenza y reverencia.

Y serás llevado hasta los lugares más oscuros, y tu corazón será encendido en llamas por aquellos a quienes nunca fuiste capaz de abrir tu corazón, y serás recordado de lo que siempre, en secreto, supiste:

Que con el tiempo, olvidarás todo, excepto cómo morir, y cómo amar.

– Jeff Foster

(Imagen: fsHH)

Sentir

Entender todo es inmenso, entender el dolor, entender el amor, entender el odio, entender la bondad, entender el desamparo, entender el detalle, entender la muerte, entender la vida.. en-tender.. entonces no di-sientes, lo sientes TODO, eres uno con la Gran explosión…
De la página de facebook: Anna Vijo – Bruja & Chamana

Anteriores Entradas antiguas