The Killers – When You Were Young (traducida)

Aquí está, como prometí, y es que hoy he visto que alguien se ha metido en mi página buscando la traducción de esta canción, y está claro que no la ha encontrado, así que la pongo, ya que hay gente que sigue buscándola y descubriéndola, después de tanto tiempo, y ya que ya tengo las fotos hechas y todo, no me supone un gran esfuerzo. Cuando la puse la otra vez, metí un buen rollo sobre el tema: las chicas sueñan con el chico perfecto, que las salve, ese caballero que habla tan bien… Y los chicos parecen hechos para eso, para que te parezcan caballeros que vienen a salvarte, así que aunque no es perfecto, aunque te haga daño, aunque no se parezca en nada a Jesús*, o a Seth Cohen, en mi caso, o quien quiera que sea tu amor platónico, sabes que es él, el que has esperado toda tu vida… pero bueno, cuando somos pequeñas pedimos cosas imposibles, y tontas (yo de peque quería una alma gemela de estas de toda la vida, que se viera claramente, y no tuviera ningún problema con él, y si lo tenía no importaba, porque en mi cabeza todo salía bien al final, y en ese mundo nunca hay rencores ni nada de eso…). Pues eso, que cuando eres pequeñita, de edad, esperas a alguien que cambie tu vida como por arte de magia, y que todo vaya bien. Cuando eres mayor, las cosas no son tan fáciles, y te das cuenta de que eres tú quien tiene que salvarse; es más, si no te cambias tú, no podrás estar con nadie (podéis discutirme esto, pero es así, y punto). Te puedes enamorar de cualquiera, pero por muy malo que sea, yo no lo veo una equivocación. Yo tampoco me veo del todo buena, cada uno es como es, y si te hacen daño… Algo habrá que cambiar, pero no tienes porqué rendirte, no siempre es así. Lo siento, quería poner lo que puse en el otro blog, pero ni me acuerdo, porque las cosas ahora son demasiado distintas, y he acabado metiendo un rollo mal redactado que apenas se entiende, pero no me apetece reescribirlo, así que así se queda! Por cierto, ayer fui por primera vez a clase en bici, y aunque parezca una tontería, me sentía fatal de toda la semana, y ese momento, no sé porqué, me devolvió algo de vida. He sacado un 6’5 en CTMA…! No sé, me estoy liando demasiado, creo yo. Por cierto2; esta canción se la dediqué en su momento (bueno, esta y todo mi ex-blog) a Tirano, aunque todos lo supondríais (todos menos él, pero bueno, vamos a dejar eso). Como ya no viene a cuento que le dedique nada (normas de esta sociedad, ya veis, aunque no suelo seguirlas…), esta vez se la voy a dedicar (por lo que he dicho antes, de que los chicos no suelen ser sensibles) a un chico que he conocido hace poco y sí lo es (también es muy inteligente, no se puede ser una cosa sin la otra). Así que, te la dedico a ti, David, porque me gustaría que algún día las cosas cambiaran para ti. Una aclaración: yo creo que debería traducirse: “cuando eras pequeño”, ya que joven nosotros lo vemos como un adolescente, y cuando soñamos y nos montamos pelis solemos ser más niños (o quizás sería mas correcto decir “niñas”) que adolescentes… El vídeo, perfecto. Cuando lo vi las primeras veces no me gustó porque ella parecía mucho menor que él, pero bueno, es de otro sitio, otra cultura, y además intentan resaltar la inocencia de la chica, que todavía es joven y sueña con esas cosas, y espera esas cosas de él. Vale, vale! Ya me callo! Sé que me he pasado, prometo no volver a hacerlo. Aquí la tenéis:

When you were young traducción:
Cuando eras joven

Te sientas ahí, con tu dolorido corazón,
esperando a un chico guapo que que te salve de tus antiguos hábitos:
juegas al perdón, Mira ahora, ahí viene.
No se parece en nada a Jesús pero habla como un caballero,
como imaginaste cuando eras joven…
¿Podemos escalar esta montaña?
No lo sé, Es más alta ahora que nunca antes.
Sé que podemos si nos lo tomamos con calma,

Hagámoslo fácil, fácil ahora, mira cómo va.
Nos incendiamos por la línea del horizonte de la carretera detrás de un huracán,
esto empezó dando vueltas cuando eras joven, cuando eras joven. Y a veces cierras los ojos y ves el lugar donde vivías cuando eras joven… Dicen que el agua del demonio no es tan dulce.
No tienes que bebértela ahora mismo,
pero puedes mojarte los pies de vez en cuando…Te sientas ahí, con tu dolorido corazón,

esperando a un chico guapo que
que te salve de tus antiguos hábitos:
juegas al perdón,
Mira ahora, ahí viene.
No se parece en nada a Jesús pero habla como un caballero,
como imaginaste cuando eras joven.
(habla como un caballero,
como imaginaste)
cuando eras joven.

The Killers – Mr Brightside (traducida)

Bueno, en mi otro blog puse la canción de The Killers “When you were young“, la cual habla de las películas que nos montamos las chicas al enamorarnos y tal, y cuando somos pequeñas (es perfecta, y la volveré a poner seguro, cuando me apetezca volver a traducirla. Recordadme que haga copias…).
En esta, algo parecido, pero esta vez es un chico el que se muere de celos, al imaginarse cosas que no pasan en realidad (bueno, en el vídeo sí, la chica es un poco p…. Ejem. Pero en la canción son paranoias suyas). Por cierto, qué chica más preciosa la del vídeo. Me encanta, parece una muñequita, y se mueve como tal, como una Lolita. Me encanta^^. Y por si no os habéis fijado nunca en el cantante de The killers, en este vídeo sale especialmente guapo… ¿A que sí?
Como yo soy muy celosa, me siento identificada.
¿Y dónde está la gracia? En que yo soy el pesimismo en persona.
¡Ahí queda eso!

 

  
Mr. Brightside traducción:

 

El Señor Optimista
Estoy saliendo de mi jaula
y hasta ahora, lo estoy haciendo bien.
Debo estar muy mal
porque lo quiero todo.
Esto empezó con un beso…
¡Cómo ha podido acabar así!
Sólo fue un beso, sólo fue un beso.
Ahora me estoy quedando dormido
y ella llama un taxi
mientras él se fuma un cigarro
y ella da una calada.
Ahora se van a la cama
y me estoy poniendo enfermo
y todo está en mi cabeza,
pero ella le toca su… pecho.
Ahora, se quita el vestido,
Ahora, me deja ir.
Simplemente, no puedo mirar,
me está matando,
y pierdo el control.
Celosamente, cambiando santos en el mar,
nadando entre enfermizas nanas
Descalzo en tu coartada,
pero ese es el precio que pago.
El destino me llama.
Abro de par en par mis ansiosos ojos,
porque soy el Señor Optimista.
(repite todo)
Yo nunca…
Yo nunca…
Yo nunca…