La maravilla del amor está también en el dolor.

Aprender a vivir en ocasiones duele, ese inmenso dolor cuando los golpes de la vida te sacuden, cuando ves que sólo te tienes a ti mismo para seguir luchando, para levantarte día a día y regalarle una sonrisa a esas personitas que incondicionalmente allí están, para regalar al mundo un ¡si se puede! Y regalarse a uno mismo la fuerza interior que nos lleva a la felicidad.

¡¡¡APRENDER A VIVIR DUELE!!!

Es cierto aprender duele y a pesar de que sientes que te arrancan algo de tu interior, algo de tu alma, esas experiencias que te hacen sentir que explotarás por dentro y no quedará nada de ti.

Es increíble que cuando se aprende de ese dolor, el sentimiento de plenitud es aún mayor.

Los golpes llegan a ti como el mar arrasa con las rocas y debo aceptarlo muchas veces he querido ser como esa roca, que aunque tiene múltiples heridas que el mar ha provocado sigue allí, sin destruirse porque el material con el que está hecha es tan resistente a cualquier ola.

Ser como rocas que no sienten tan sólo resisten, pero regreso y digo soy un humano, Dios o la vida….nos dio la capacidad del dolor, del sentir y del vivir esos golpes, porque es precisamente lo que construye el amor a la vida.

¿A poco creías que el amor a la vida es sólo cuando el dolor se esconde y sólo ves alegría?

La maravilla del amor está también en el dolor.

No pretendas ser como esa roca que pareciera que no le afectan los golpes de la vida, no eres esa roca.

El intentar serlo es como dejar de lado el ser humano que realmente eres, es dejar de lado la sensibilidad, el dolor y sobre todo el AMOR.

Vive cada golpe, es cierto a nadie le gustan, nunca estamos preparados cuando llegan, pero cuando pasan dejan en ti los mayores aprendizajes de tu vida, que no sólo te hacen mejor persona sino que te dan la madurez y fortaleza para seguir tu camino.

LIDU

Anuncios

Conversaciones con Dios parábola final

Si no has leído estos 3 libros (Conversaciones con Dios de Neale Donald Walsch) te recomiendo que pares de leer y los busques, sobre todo si te interesa la verdad sobre dios, o la vida, o la naturaleza, o como lo quieras llamar… ¿Qué más da? Las palabras nunca son justas.

Si te haces preguntas como: “¿Por qué dios permite el mal, la muerte, las violaciones, etc. si es omnipotente?” Este es tu libro.

Pero si nunca lo vas a leer (aunque nunca es sólo por ahora), te recomiendo que leas esta parábola, puesto que para mí es súper profunda. Siempre que la leo, lloro.

“-¿Recuerdas la parábola de La Pequeña Alma y el Sol, que te di en el Libro 1?
-Sí.
-Esa parábola tiene una segunda mitad. Ésta es:
<<Puedes elegir ser cualquier parte de Dios que desees ser>>, le dije a la Pequeña Alma. <<Eres Divinidad Absoluta, experimentándose a sí misma. ¿Qué Aspecto de la Divinidad deseas experimentar ahora como Tú?>>
<<¿Quieres decir que tengo una alternativa?>>, preguntó la Pequeña Alma.
Yo respondí: <<Sí. Puedes elegir experimentar cualquier Aspecto de Divinidad en, como y a través de ti>>.
<<De acuerdo>>, dijo la Pequeña Alma, <<entonces, elijo el Perdón. Deseo experimentar a mi Yo como ese Aspecto de Dios llamado Perdón Total>>.
Esto creó un pequeño desafío, como podrás imaginar. No había nadie a quien perdonar. Todo lo que Yo he creado es Perfección y Amor.
<<¿Nadie a quién perdonar?>>, preguntó la Pequeña Alma, con cierta incredulidad. <<Nadie>>, repetí. <<Mira a tu alrededor. ¿Ves algún alma menos perfecta, menos maravillosa que tú?>>
La Pequeña Alma giró a su alrededor y se sorprendió al verse rodeada por todas las almas en el cielo. Habían llegado desde lejos, de todos los confines del Reino, porque escucharon que la Pequeña Alma sostenía una extraordinaria conversación con Dios. <<¡No veo a nadie menos perfecto que yo!>>, exclamó la Pequeña Alma. <<¿A quién tendré que perdonar entonces?>> En ese momento, otra alma se acercó de entre la multitud.
<<Puedes perdonarme a mí>>, dijo esta Alma Amistosa.
<<¿Por qué?>>, preguntó la Pequeña Alma. <<Llegaré en tu próxima vida física y te haré algo, para que perdones>>, respondió el Alma Amistosa.
<<Pero, ¿Qué? ¿Cómo podrías tú, un ser de tan Perfecta Luz, hacer que desee perdonarte?>>, quiso saber la Pequeña Alma.
<<Oh>>, sonrió el Alma Amistosa, <<estoy segura de que podemos pensar en algo>>.
<<Por qué deseas hacer esto?>> La Pequeña Alma no podía comprender por qué un ser de tal perfección deseaba disminuir tanto su vibración, que pudiera en realidad hacer algo <<malo>>.
<<Simple>>, explicó el Alma Amistosa, <<lo haré porque te amo. Deseas experimentar a tu Yo Perdonando, ¿no es así? Además, hiciste lo mismo por mí>>.
<<¿Lo hice?>>, preguntó la Pequeña Alma.
<<Por supuesto. ¿No lo recuerdas? Hemos sido Todo de Eso, tú y yo. Hemos sido el Arriba y el Abajo y la Izquierda y la Derecha. Hemos sido el Aquí y el Allí y el Ahora y el Entonces. Hemos sido lo Grande y lo Pequeño, el Hombre y la Mujer, el Dios y lo Malo. Todos hemos sido el Todo de Eso. Lo hicimos por acuerdo, para que cada una de nosotras pudiera experimentarse a sí misma como La Parte Suprema de Dios, porque comprendimos que…
<<En la ausencia de eso que No eres, Eso Que Eres NO es.>> <<En ausencia del “frío” no puedes sentir “calor”. En ausencia de la “tristeza”, no puedes estar “feliz”; sin eso que llaman “mal”, la experiencia que llaman “bien” no puede existir. <<Si eliges ser una cosa, algo o alguien opuesto a eso tiene que mostrarse en algún lugar de tú universo para hacer eso posible>>.

El Alma Amistosa explicó entonces que esas personas son ángeles Especiales de Dios y esas condiciones son Regalos de Dios.
<<Sólo pediré una cosa a cambio>>, dijo el Alma Amistosa.
<<¡Cualquier cosa! Cualquier cosa>>, respondió la Pequeña Alma. Estaba entusiasmada al saber que podría experimentar cada Aspecto Divino de Dios. Entonces comprendió el Plan
<<En el momento en que yo te golpee y te aniquile>>, dijo el Alma Amistosa, <<en el momento en que yo te haga lo peor que puedas imaginar, en ese mismo momento… recuerda Quién Soy Realmente>>.
<<¡Oh, no lo olvidaré!>>, prometió la Pequeña Alma.

<<Te veré en la perfección en la que tengo ahora y recordaré siempre Quién Eres>>.

Neale Donald Walsch

Cómo sané mis heridas y fui libre emocionalmente

heridas emocionales

A la hora de hablar de heridas emocionales no nos estamos refiriendo en exclusividad a los daños que pueden habernos hecho segundas personas.

También nosotros somos responsables de muchos de esos vacíos, de esas limitaciones personales.

Hay pensamientos que hacen daño, no hay que alimentar el ego ni aferrarnos al pasado para vivir sólo de las nostalgias, por ejemplo.

Nuestra actitud en ocasiones ante la vida, también erosiona nuestro alma y la forma en que nos relacionamos ante el mundo.

Sanar, corregir este tipo de construcciones internas es una forma de ser libre emocionalmente. Ahora bien, debemos en primer lugar hacer un sano ejercicio de reflexión y de clara voluntad de querer cambiar las cosas, pero desde nuestro propio interior.

Ahí donde reside la auténtica fuerza emocional.

Todos nosotros creemos tener una gran sensación de libertad, pero es falsa. Estamos CONDICIONADOS por nuestras creencias, a veces limitantes, por nuestras heridas emocionales, que nos encadenan… ¿Cómo podemos renacer emocionalmente para ser libres de verdad?

Claves para conseguir la libertad emocional

7_Flight

En primer lugar hemos de tener claro que no todas las personas somos iguales, ni contamos con la misma “mochila” de experiencias vividas.

No obstante, a la hora de hablar de pensamientos y emociones que limitan nuestro crecimiento personal, y nuestra libertad, existen unos ejes básicos que merece la pena tener en cuenta para al menos, reflexionar en ellos.

Te invitamos a hacerlo con nosotros.

1. No temas al dolor emocional

El dolor, como el sufrimiento, no se puede esconder en un rincón secreto de nuestro cuerpo. Toda herida sangra, todo dolor emocional se llora, se grita o se siente en todo su abismo de soledad.

Tus emociones no son tus enemigas ni tampoco te definen. Es decir, puedes por ejemplo sentir el sufrimiento de la decepción en un momento muy puntual de tu vida, sin embargo, no toda tu existencia va a estar (ni debe estar) teñida por esa sensación.

El dolor se vive en “el aquí y ahora“, debe entenderse, comprenderse y gestionarse de la forma más saludable posible. De no hacerlo, de optar por esconder esas emociones estaremos encadenados de por vida, y nuestra libertad personal y emocional sólo será una ilusión.

2. Debes aprender a ser comprensivo contigo mismo/a

¿Has cometido un error? ¿Has invertido parte de tu tiempo y tu vida en una persona que, quizá, no lo merecía? No te castigues ni te etiquetes como “inegnuo/a”, ni aún menos como “fracasado/a”:

Ninguna vida que merezca la pena es indemne a los errores. Es más, todo aspecto que consideres como “error” es en realidad un  aprendizaje que asumir y una experiencia de lacual, puedes salir aún más fortalecido/a.

Sé comprensivo contigo mismo/a y entiende que lo último que debes hacer es gestar o alimentar un sentimiento de culpa ante lo sucedido.

La culpa arrastra, ahoga y envenena, es un claro enemigo para poder ser libre emocionalmente. Mantén una mente abierta capaz de aceptar toda vivencia, ya sea buena y mala, porque de eso se trata al fin y al cabo esto llamado vida. 

Intenta despertar cada mañana con la ilusión renovada, ábrete a ti mismo/a y a los demás sabiendo que mereces ser feliz de nuevo, bloqueando ese torrente depensamientos negativos que a veces, levantan nuestra propia cárcel mental.

PAS

Con cada esfuerzo que hagas, con cada paso que des por volver a ser feliz, será una forma de liberarte de los errores y la culpa. Alimenta ilusiones, evita nutrir decepciones.

3. No puedes cambiar a quien te hizo (o te hace daño)

Si tienes que convivir con una familia, unos padres, o unos hermanos que te hacen daño de algún modo, debes tener muy claro que no puedes cambiarlos. No puedes cambiar su forma de entender las cosas o su personalidad.

Ahora bien, para ser emocionalmente libre debes sanar su influencia en ti mismo/a. Tú eres lo que importa en este caso y tú quién está sufriendo.

Muchas de esas cosas que te han hecho en el pasado las has interiorizado , han hecho “costra” e incluso creado una herida invisible, y es ahí, donde están las cadenas.

Libérate, asume que ya no tienen por qué hacerte daño, intenta perdonar pero avanza a la vez poniendo límites.

Sana las palabras dichas o no dichas, sana el dolor de la decepción  o los desprecios, deja ir las cargas y a su vez, levanta la voz para dejar claro que ya no vas a ser víctima.Estás curado/a, has renacido y eres libre emocionalmente.

4. Sana tus raíces

¿A qué nos referimos con sanar nuestras raíces? Es sin duda un aspecto complejo que vertebra muchas áreas personales, muchas vivencias y constructos psicológicos, no obstante, basta con que tengas en cuenta estas dimensiones.

Reflexiona en ellas:

Desactiva el ego en tu día a día, te permitirá tener una visión más amplia y libre de las cosas.

No te sometas a las circunstancias ni tampoco te pelees con ellas fomentando el odio o el rencor. Evita los extremos porque las dos dimensiones te anclan y te arrastran. Mantén el equilibrio, la paz interior y prioriza tu libertad emocional por encima de todo.

No te protejas bajo un positivismo poco objetivo. No se trata de dibujar sonrisas cuando lo que sentimos es una profunda tristeza, porque de ese modo lo que haces es embellecer las hojas de tu árbol sin tener en cuenta que tus raíces están enfermas.

Siente tus emociones y gestiónalas de modo adecuado, porque de lo contrario te convertirás en una máscara muy alejada de como tú eres en realidad. El crecimiento personal requiere ser valiente e íntegro con uno mismo.

miedo a la libertad

Huir del temor es temer. Luchar contra el dolor es doloroso. Tratar de ser valiente es estar asustado.

ALAN WATTS (filósofo británico 1915-1973)

Fuente: http://lamenteesmaravillosa.com/como-sane-mis-heridas-y-fui-libre-emocionalmente/

Lo que nuestro cuerpo refleja

Este artículo sólo pretende dar unas sencillas orientaciones que sirvan como base de porque el cuerpo refleja nuestro árbol genealógico y las relaciones que tenemos en el transcurso de nuestra existencia.

Queremos decir que asignar un ancestro a cada órgano o área corporal, es parecido a la tarea en la que se han enfrascado y se siguen enfrascando muchos neurólogos: la de asignar funciones cognitivas concretas a zonas cerebrales concretas. La conclusión a la que llegan es que hay especialización hasta cierto punto, porque en el cerebro, igual que en el Universo, primero todo interacciona con todo y segundo, descubren que se trata de un holograma, de manera que todo está contenido en cada parte del todo.

Antes de seguir, tenemos que tener en cuenta que en cada zona corporal conviven tres informaciones:

1.- La memoria de nuestro árbol genealógico

La familia está viva en la piel, en el cuerpo, está hablando. Hasta tal punto que podemos reconocer a nuestro árbol por la huella que este ha dejado en nosotros…
Esa “cierta especialización” de la que hablábamos, en la que los estratos de nuestro árbol genealógico vive en cada uno de nosotros se podría expresar así, muy a grandes rasgos:

*Parte derecha del cuerpo-rama paterna
*Parte izquierda-rama materna
*Hombros, cabeza -bisabuelos
*Tórax y brazos -abuelos
*Desde la cintura a las rodillas-padres
*Desde rodillas a plantas de los pies-hermanos.

2.-La memoria biográfica personal

También te interesara:  Curar articulaciones y huesos

Desde la manera en la que somos concebidos, hasta el efecto que nos ha causado la regaña del jefe, pasando por el tipo de parto, como nos han acariciado de niños, todo queda escrito en el cuerpo. Por ejemplo, consideramos que el peso de la culpa se asienta en la parte alta de la espalda y los traumas infantiles en los pies. La piel es un gran lienzo en la que queda escrita la historia de nuestras relaciones con el mundo.

3.- Los mensajes que el sabio interior nos envía a través del cuerpo

Nuestro cuerpo es el mapa físico de nuestra conciencia, un fiel reflejo de cómo funcionamos en las distintas áreas de la vida. Cualquier síntoma físico es una oportunidad para hacernos
conscientes de que hay un área en nuestra vida que necesita atención

El cuerpo en su totalidad se inclina al andar: hacia atrás o hacia delante

Estaremos huyendo del pasado si caminamos inclinándonos ligeramente hacia delante

Si nos inclinamos hacia atrás al andar tenemos miedo a entrar en la vida, somos unos cobardes

La cabeza también puede simbolizar al padre y a todos los ancestros varones.

Caminar con la cabeza por delante es igual a no reconocer nuestros deseos, andamos refugiados en el intelecto.

Los tumores cerebrales tienen que ver con los secretos escondidos del árbol.

También te interesara:  DESCUBRE QUE TE DICE EL MAPA DEL ACNÉ EN TU CUERPO

Las migrañas con las retenciones sexuales.

Los ojos como conjunto son de carácter masculino.

El ojo derecho es el intelectual, el racional. El izquierdo es el del corazón, el ojo profundo, el de la receptividad.

La boca y las orejas simbolizan el linaje materno (son receptivas).

La sordera en el oído izquierdo puede ser algo que no quiero escuchar del linaje femenino

Los dientes picados son el resultado de la rabia no expresada

La garganta es el canal de expresión y de creatividad

Tras una amigdalitis se esconde el miedo, las emociones reprimidas y la creatividad sofocada.

El pecho: aquí está la relación corazón-emociones

Si no nos han amado desarrollaremos un pecho endurecido e insensible

Las manos son el símbolo de la elección

La mano derecha es el símbolo de la elección racional, sin fe. La izquierda es la intuitiva.

Las uñas son nuestras defensas simbólicas…¿Heredamos uñas de mucho grosor?

La espalda: los problemas simbolizan que cargas a los padres.

Si no nos acariciaron de pequeños podemos sufrir una desviación de columna

En la espalda se van archivando los conflictos no resueltos de nuestro pasado:

-En la parte lumbar está la conexión con nuestra sexualidad y creatividad (los padres)
-En la parte dorsal es la conexión con nuestra parte emocional (los abuelos en el árbol)
-En la parte cervical nos conectamos con nuestro intelecto (los bisabuelos)

También te interesara:  ATRAPADO EN LA ZONA DE CONFORT

El vientre: la madre y todo lo que “digerimos de la vida”.

Los problemas de estómago están asociados al miedo, a la angustia y la ansiedad.

La pelvis se conecta con la sexualidad y con nuestros padres

El miedo a la sexualidad puede traducirse en una pelvis movida hacia atrás.

Las rodillas nos muestran nuestra flexibilidad, nuestra adolescencia.
Si vivimos encerrados en nuestro castillo, inflexibles, sufriremos con las rodillas.

Los pies simbolizan el territorio, conectados con nuestra hermandad.

Cuando no estamos viviendo nuestra vida, caminamos como un ladrón sin hacer ruido.

Si somos hijos de padres divorciados, o separados…las puntas de los pies se separan.

Vivimos una época de regresión a la infancia…las puntas de los pies miran hacia dentro.
Cuando los pies se inclinan hacia fuera nos señalan que no tenemos un lugar en el mundo.

Somos un espíritu que utiliza un cuerpo de vehículo para pasearnos por esta vida, pero él no es una carrocería inerte, cada célula contiene lo que fueron nuestros ancestros y lo que somos nosotros. Y no olvidemos lo que dice el proverbio chino: “Nada sienta mejor al cuerpo que el crecimiento del espíritu”.

Aconsejamos que consulte siempre a su medico y que se realice controles mensuales si su salud lo necesita.
Fuente: Barcelona Alternativa

DE REGRESO A CASA

Cuanto más libre y transparente te vuelves,
más constantemente
quedas perplejo de ti mismo.

Porque ya no estás atascado
en alguna imagen mental
de cómo ‘deberías’ ser,
cómo ‘deberías’ pensar, sentir o actuar.

Has perdido los viejos puntos de referencia.
Incluso los ‘espirituales’.

Eres más y más un misterio para ti mismo,
sin embargo te conoces más profundamente que nunca.
¿Cómo puede ser esto?

¿Estar más desconcertado que nunca,
sin embargo, realmente Sabes?

Sí. El despertar NO te convierte en una persona especial. 
Un experto. Un gurú. Un ser perfecto. El mejor. 

Te hace tan vasto como el cielo nocturno.
Te devuelve al Asombro. A lo Salvaje. 
Te destruye a ‘ti’ como te conocías.

Sabes mucho menos.
Pero Sabes mucho más.

Eres imperfecto pero eres libre.

Es una perplejidad divina.
Es una segunda infancia.
Es un regreso a casa.

Gracias vida, por hacerme dudar 
de todo lo que creí que sabía.

Y guiarme de regreso
a la Fuente.

~ Jeff Foster

Gracias, Jeff

Snatam Kaur MUL MANTRA – SOMOS UNO…WE ARE ONE (traducida)

Esta canción es pura armonía. No sé cómo no la he puesto antes, y como hace mucho que no pongo nada…
No os la perdáis. Te conecta sólo con escucharla desde el primer segundo.
Esta traducción no la he hecho yo como siempre, porque no conozco el idioma, así que perdón por los posibles errores.

Snatam Kaur MUL MANTRA – SOMOS UNO… – WE ARE ONE

EK ONG KAR -Existe un solo Dios
SAT NAM -La Verdad es su identidad
KARTA PURKH -El es el Creador
NIRBHO -Existe sin Temor
NIRVER -Existe sin Odio ni Deseo
AKAAL MURET -Es Eterno e Inmortal
AJHUNI -Esta mas allá de los Nacimientos y Muertes
SEEBHANG -Es Auto-Iluminado
GUR PRASAAD -Se manifiesta por la Gracia y Bondad del Guru
JHAP -Repite este nombre: UAE Wuru
AAD SACH -El ha sido la Verdad en el Principio
JHUGAAD SACH -Ha sido la Verdad a través de todos los Tiempos
JEE BHI SACH -Es la verdad también ¡Ahora!
NANAK JOSI BHI SACH -La verdad es Eterna

ANTES… AHORA

 

Antes mi prioridad era el trabajo y los demás… Ahora mi prioridad soy yo.

Antes buscaba que me quisieran, ser valorada, comprendida y aceptada.
Ahora dejo de buscar fuera, y con Amor me comprendo, y me acepto.

Antes huía de mi soledad y de mi miedo, me escondía de mi ego.
Ahora me adentro, me siento, me atiendo, sé que no estoy sola, que puedo.

Antes me miraba y sólo veía un cuerpo, me comparaba y me rechazaba. 
Ahora elijo ver el milagro de Amor del que estoy hecha y doy gracias.

Antes creía ser culpable, errónea y un fraude, o en el otro lado ser especial.
Ahora veo mi inocencia, me libero, no soy, ni necesito ser, más ni menos.

Antes no sabía decir NO por hacer feliz a los demás y ser agradable. 
Ahora escucho mi Corazón primero, y con todo mi Amor, sí o no, contesto.

Antes quería que las cosas fueran como creía que tenían que ser. 
Ahora me entrego, acepto, me rindo y digo un gran “NO SÉ”.

Antes juzgaba qué estaba bien o que estaba mal, qué era mejor o peor. 
Ahora sé que no soy quien para juzgar nada ni a nadie, que todo es para mirarme.

Antes ponía en el hombre y la relación de pareja mi felicidad. 
Ahora sé que la única Felicidad Real está en mi, en quien Soy de Verdad.

Antes creía necesitar un príncipe que me salvara.
Ahora sé que la única salvación posible es mi Libertad conquistada.

Antes creía que Amar era sufrir, que si tú sufrías, yo también tenía que sufrir.
Ahora sé que el verdadero Amor es Libertad, y que sólo desde la no necesidad puedo Amar.

Antes creía que ser buena y ser víctima eran sinónimos en esta vida.
Ahora elijo responsabilizarme y ver cada situación con los ojos del Amor.

Antes tenía la costumbre de protestar mucho y quejarme.
Ahora, con cada Silencio… elijo Amarme.

Antes y después ya no existen.
Porque he decidido Amar Ahora.

¡Feliz día Ahora!

 

 

Fuente: Yolanda González García (Facebook)

Los secretos para transmutar el karma negativo

Guarda silencio cuando más ruido hay

 

De nada sirve levantar la voz si todo el mundo grita. Por eso es mejor guardar silencio en el momento en que las turbulencias son más fuertes. Déjales hablar, escucha, medita, aprende y alza tus palabras cuando realmente tengan sentido y un auditorio capaz de oírte.

No juzgues y no serás juzgado

Como es lógico, no puedes pedir a nadie que no te juzgue si es lo que haces tú con esa persona. Este es uno de los principios del karma. Básicamente te recomienda que trates a los demás como te gustaría que te tratasen a ti.

Enfócate sobre cuanto te agrada

¿Por qué enfocarte en cuanto te estresa y te hace sufrir? ¿No te parece más sensato hacerlo sobre aquello que te agrada y te hace feliz? Esta es sin duda una de las grandes enseñanzas del karma.

Párate y no luches

¿Sabes cuándo tienes que luchar? Realmente no, pero el karma te invita a que no lo hagas. La quietud y el conocimiento son lecciones valientes. Permanece quieto y deja que la prueba se suceda. Cuando sea el momento de moverte, lo sabrás.

Nunca pierdas la esperanza

Si algo no te gusta, ¿por qué no cambiarlo? ¿Acaso eres de esas personas que pierden la esperanza con facilidad y se dejan llevar? No lo hagas, pues en ti está el poder de ser quien eres y de transformar todo aquello de tu ser que te desagrada.

Libera la carga

¿Te cuesta perdonar? A veces no es sencillo, pero si no lo haces, esa carga irá siempre contigo. Así pues, por más costoso que sea y por más que duela, hemos de ser capaces de liberar cuanto nos duele y ser felices para volar libres sin pesos muertos que nos hacen desgraciados.

Habla en positivo

Hablar en positivo siempre es mejor. Deja de criticar, deja de juzgar y deja de ver solo lo malo que te rodea. Desde este momento fíjate en cuanto es bello y está a tu alrededor. Y luego, dale voz, ponle nombre y pronuncialo.

Medita a diario

 

Medita todos los días. Si dedicas un par de ratos diarios de al menos 5 minutos, notarás la mejoría en breve. No tiene por qué ser una técnica concreta de meditación. Solo piensa, reflexiona, recapacita, analiza, vacía tu mente… Y si no sabes cómo, escucha buena música, sal a dar un paseo, busca un paisaje bonito…

Visualiza lo bello

Deja de ponerte en lo peor. Siempre has de visualizar situaciones positivas y agradables. Y no solo has de hacerlo para ti, también para los tuyos. Tu familia, tus amigos, tus seres queridos… Si eres capaz de imaginarlo, lo harás realidad.

Da amor a cambio de nada

No esperes que todo cuanto hagas tenga una respuesta, y menos al dar amor. Simplemente dalo, con libertad, con sinceridad y con emoción. No tienes por qué recibir nada, pues el hecho de darlo ya es suficiente premio.

Aprende estos secretos para transmutar el karma negativo y serás mucho más feliz. No te quepa duda de que si te transformas tú, tu mundo irá de tu mano.

Visto en karmayoga, por Pedro, redactor de la Gran Hermandad Blanca

Estar inmerso en la presencia

“La mente no acepta lo simple, porque lo simple destruye la posibilidad de tu existencia. En lo simple, ¿cuál es la necesidad de tu mente? Ella está siempre involucrada con lo complejo. Tu gato sabe de eso, tu perro sabe de eso, una flor sabe de eso… Enamórate de ellos un poco y presta atención.

Mira como ellos permanecen a toda hora en la más grande abstracción del Ser, ¡simplemente siendo! No están ni un poco preocupados en si vas a cambiar de casa o de trabajo, si te vas a morir, o en lo que quiera que sea.

Están inmersos en la Presencia.”

Fuente: https://www.facebook.com/satyapremespana/

¿Qué es ser normal?

Normal es un programa de la lavadora

Y podría enrollarme mucho más, pero quien entienda no necesita más…

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes